Si ha llegado el momento de iniciarte en el mundo del tatuaje la mejor época para realizarlo es en invierno. Se curan bastante mejor con las temperaturas frías que con los termómetros marcando el máximo en pleno mes de agosto. Si has perdido el miedo a los tatuajes debes de prestar atención en algunas cosas antes de meter tinta al cuerpo.

1. Elección del tatuaje

Es muy recomendable que inviertas tiempo en buscar EL TATUAJE que quieres llevar en tu piel. Toma el tiempo necesario y selecciona bien las propuestas e ideas que tengas en mente. No te quedes con la primera idea, dale unas vueltas, déjala reposar durante unos días para tener claro el diseño final.

Deberás de estar 100% seguro de lo que realmente quieres. Desde tatuados.es recomendamos que el tatuaje tenga un significado importante para ti y que puedas apreciarlo cada vez que lo veas. Otros aspectos importantes para elegir el tipo de tatuaje es ver cómo quedaría con tu tono de piel y también la zona del cuerpo donde quieres tatuarte.

primer-tatuaje

2. Escoge un tatuador profesional

Si ya tienes el diseño en mente del tatuaje que quieres, toca buscar un buen tatuador profesional. Investiga el perfil de los tatuadores de tu zona y sumérgete en sus portafolios para ver los trabajos que realizan y el estilo que mejor manejan o donde se encuentran más cómodos. Intenta seleccionar alguno que trabaje un estilo de tatuaje similar al diseño que quieres.

Compara trabajos y reserva una primera cita para hablar con el tatuador sobre tu diseño. El artista, antes de comenzar, te orientará sobre el diseño que has elegido y la zona donde quieres tatuarte para despejarte cualquier duda al respecto. Déjate guiar por el tatuador para que tu diseño quede perfecto en la piel, en algunos casos es necesario cambiar alguna parte del diseño para ajustarse correctamente a la zona del cuerpo.

3. Ropa cómoda para las sesiones de tatuaje

Dependiendo del tamaño del tatuaje puedes pasar más o menos horas en el estudio para finalizar la sesión. En algunos casos incluso días si el tatuaje es de grandes dimensiones.

Lleva ropa cómoda y no muy ajustada para sentirte bien, tu cuerpo puede pasar por varios estados donde tendrás que soportar algo de calor o frio durante la sesión ya que cada cuerpo regula la temperatura de forma diferente cuando siente un poco de dolor por las agujas atravesando tu piel.

También es importante mantenerte bien hidratado, antes, durante y después de la sesión del tatuaje, la piel lo agradecerá mucho. En caso de ser un tatuaje que requiera varias horas de trabajo puedes llevar algo de música o un libro para intentar hacerlo más ameno.

4. Fuera alcohol y drogas

Si, has leído bien, es recomendable no haber tomado ningún tipo de sustancia que altere nuestro cuerpo antes de tatuarse. El alcohol o cualquier otra droga afecta a la circulación de la sangre por nuestro cuerpo lo que puede llevar a un mal sangrado cuando estés en pleno proceso del tatuaje. Esto no es recomendable si quieres que el tatuaje sea de buena calidad y detalle.

5. Cuidados de la piel

Cuando cojas cita para tatuarte, el profesional te dará una serie de recomendaciones para tratar tu piel antes de la sesión del tatuaje y después. El tatuaje hay que mimarlo sobre todo las primeras semanas de curación por lo que presta mucha atención y sigue todos los consejos del tatuador al pie de la letra.

Dejar Comentario