Al mando de esta poderosa nave como es Noval Tattoo se encuentra Julene Diaz.

Disfruto con poder dar forma a las ideas y emociones que el cliente quiere plasmar en su cuerpo. Me encanta el proceso en el que ayudo a encontrar el diseño exacto de lo que quiere expresar. Sin duda esta es la parte con la que más disfruto de mi trabajo, que alguien se emocione al verse con su tatuaje. Es muy satisfactorio el vínculo que se genera durante el proceso, escuchando la historia de lo que para el cliente es importante, creando un espacio donde se sienta cómodo, tranquilo y seguro.

El arte ha sido una forma de expresión desde niña, dibujar, pintar, esculpir… Tatuarme fue lo que despertó en mi la curiosidad de poder utilizar esta herramienta como medio artístico.

Empecé a formarme en el arte del tatuaje hace tres años y desde entonces no he parado de tatuar, ganando en experiencia y definiendo mi propio estilo. Desde el japonés al clásico oldschool. Y desde el minimalismo al abstracto, tatuo todos los estilos.

Con el abstracto, acuarela y con forma geométrica son con los que más me identifico, incluso la combinación de todos ellos. Me gusta crear piezas únicas. También realizo técnicas en micropigmentación estética (cejas, ojos, labios…) y paramédica (areolas, cicatrices, alopecia…).